domingo, 10 de julio de 2016



ANTONIO BERNAL Y TOM LOVELL






Antonio Bernal fue un creador que concedía suma importancia a la documentación y al modelaje proveniente de diferentes medios. Como se observa en algunas fotografías que ha legado su familia, Antonio tenía muy en cuenta diversas disciplinas artísticas, véanse el cine y la televisión, de los que tomaba no pocas referencias para sus fascinantes portadas y dibujos.

Ahora bien, sus mayores préstamos y aprendizajes provenían del mundo de la pintura y la ilustración, donde él desarrolló, como es bien sabido, una enseña propia e intransferible que ocuparía buena parte del horizonte imaginativo de toda una generación. 
Desde esa perspectiva referencial, creemos que los ilustradores norteamericanos de la primera mitad del siglo XX significaron un permanente muestrario e inspiración para el maestro Bernal. Eran ilustradores que dibujaban o pintaban pero que también realizaban las portadas e interiores de libros y revistas, en una época de expansión editorial que congregó a verdaderos genios de los lápices y la pintura, desde los talentudos N. C. Wyeth y Norman Rockwell hasta los fascinantes Robert Fawcett y Robert McGinnis, por citar sólo algunos de los más grandes.

De aquella esplendorosa caterva de auténticos maestros, Tom Lovell (1909-1997) fue quizá uno de los autores que Antonio más frecuentó. Se trata de un magnífico pintor e ilustrador realista que colaboró con la revista National Geographic y otras publicaciones de primer nivel. Posiblemente sus excelentes pinturas sobre la vida de los indios norteamericanos sean sus trabajos más conocidos y valorados, de los que se han hechos varios reportajes y estudios. Lovell también participó plenamente del fenómeno pulp, dibujando múltiples portadas para diferentes cabeceras. Entre sus muchas especialidades se halla igualmente la pintura sobre historia antigua, de la que compuso imágenes de gran belleza.

Justamente en el campo de la ambientación histórica, hemos encontrado algunas ilustraciones que sirvieron de guía para las portadas de Antonio Bernal, en concreto para la colección Jabato Color, donde la paleta de nuestro dibujante nos dejó algunas de sus mejores composiciones.

Obsérvense las partes que están acotadas en las pinturas de Lowell y compárense con las portadas de Antonio.